Menú Cerrar

¿La inteligencia artificial aumentará la productividad?

¿La inteligencia artificial aumentará la productividad?  Las empresas esperan que sí.

Los economistas dudan de que la inteligencia artificial sea visible en los datos de productividad.

Las grandes empresas, sin embargo, hablan a menudo de adoptarla para mejorar la eficiencia.

                                                                                              * * *

La cuestión es ver si la tecnología hará realmente más eficientes a las empresas.

La mejora rápida de la productividad es el sueño tanto de las empresas como de los responsables de la política económica. Si la producción por ahora se mantiene estable, las empresas deben sacrificar beneficios o subir los precios. Esto es necesario para permitir pagar los aumentos salariales o los proyectos de inversión.

Pero aquí es cuando las empresas descubren cómo producir más por hora de trabajo, saben que pueden mantener o aumentar sus beneficios.

Auge de productividad

Las economías que experimentan auges de productividad pueden experimentar rápidos aumentos salariales. E igualmente un rápido crecimiento sin tanto riesgo de inflación rápida.

Pero muchos economistas y funcionarios parecen dudar de que la inteligencia artificial, especialmente la generativa, que aún está en pañales, sin que-se haya extendido lo suficiente como para aparecer ya en los datos de productividad.

Jerome H. Powell, presidente de la Reserva Federal de EEUU, sugirió recientemente que la I.A. «puede» tener el potencial de aumentar el crecimiento de la productividad. Sin embargo, no a corto plazo«.

La última vez que la productividad repuntó de verdad, en los años 90, la fabricación de ordenadores se hizo mucho más eficiente. Al mismo tiempo que los propios ordenadores hacían más eficiente todo lo demás.

Esto fue lo que permitió un aumento de la productividad en todos los sectores. Hay opiniones de que las ganancias actuales pueden ser menos amplias.

Opiniones optimistas

Otros economistas son más optimistas. Erik Brynjolfsson, de la Universidad de Stanford, ha apostado 400 dólares a que la productividad despegará esta década.

Su optimismo se basa en parte en la Inteligencia Artificial. Realizó un experimento con ella en un gran centro de llamadas.

Ahí ayudó especialmente a los trabajadores menos experimentados, y ha fundado una empresa destinada a enseñar a las empresas cómo aprovechar la tecnología.

Muchas empresas parecen estar en el optimismo de Brynjolfsson. En realidad, están esperanzadas que la nueva y brillante herramienta revolucione sus lugares de trabajo.

La aplicación de la inteligencia artificial

Las empresas utilizan la Inteligencia Artificial y la Inteligencia Artificial Generativa para todo.

Se puede aplicar desde redactar correos electrónicos de marketing hasta ayudar a fijar precios o responder a las preguntas legales y de recursos humanos de los empleados.

Estas son algunas de las áreas en las que las empresas dicen que la última tecnología de inteligencia artificial se está utilizando de manera que podría influir en la productividad. Lo sabemos por las entrevistas y presentaciones financieras hechas.

Los empleados dedican mucho tiempo a resolver cuestiones relacionadas con los recursos humanos. Las empresas han estado invirtiendo en inteligencia artificial generativa para ayudar a responder a esas preguntas con mayor rapidez.

Walmart

En Walmart, el mayor minorista de Estados Unidos, con 1,6 millones de trabajadores, la aplicación para empleados de la empresa tiene una sección llamada «Mi Asistente», que está respaldada por la inteligencia artificial generativa.

Esta función utiliza la tecnología para responder rápidamente a preguntas como «¿Tengo cobertura dental?», resumir notas de reuniones y ayudar a redactar descripciones de puestos de trabajo.

Walmart introdujo esta tecnología en su plantilla corporativa de EE.UU. el año pasado.

El minorista ha dejado claro que la herramienta está pensada para aumentar la productividad.

En una entrevista el año pasado, Donna Morris, directora de personal de Walmart, dijo que uno de los objetivos era eliminar algunas tareas mundanas para que los empleados pudieran centrarse en tareas de mayor impacto. Se espera que suponga un «enorme aumento de la productividad» para la empresa, afirmó.

Abercrombie & Fitch

Abercrombie & Fitch utiliza la inteligencia artificial generativa para ayudar a diseñar ropa y redactar descripciones para su sitio web y su aplicación.

Los diseñadores utilizan Midjourney, un programa gráfico de inteligencia artificial, para ayudarles a generar imágenes mientras aportan ideas para la ropa.

Los trabajadores del departamento de marketing de Abercrombie también utilizan la I.A. generativa para ayudarles a redactar las descripciones de los productos. (Los empleados editan después el texto).

Samir Desai, director digital de Abercrombie & Fitch, dijo que la tecnología ayudó a acelerar un proceso laborioso, dado que Abercrombie y sus marcas podrían publicar un par de cientos de nuevos productos en su sitio web en una sola semana.

Ajustar los precios a la demanda

Algunas empresas esperan utilizar la última tecnología de inteligencia artificial para ayudar a ajustar los precios a la demanda.

Esta es la forma de Uber, que fija los precios de los coches en función del número de personas que quieren viajar.

«Aún no lo vemos en los datos», afirmó Joseph Davis, economista jefe de Vanguard, explicando que cree que el reciente repunte de la productividad ha sido más bien una recuperación tras la fuerte caída sufrida durante la pandemia.

«La buena noticia es que se avecina otra oleada». Joe Davis (Vanguard)

Por Jordyn Holman y Jeanna Smialek

Jordyn Holman es reportera de negocios para The New York Times. Cubre el sector minorista y el comportamiento de los consumidores.

Jeanna Smialek cubre la Reserva Federal y la economía para The Times desde Washington.